Columnistas Portada MPR noticias

Qué bueno es cuando cocinamos “from scratch”

No sólo que es mucho más rico sino que hasta nos sentimos mejor. Se nos infla el pecho de orgullo al presentar lo que cocinamos porque tiene nuestro toque personal.

El proceso de querer hacer alguna receta casera empieza desde mucho antes de llegar a las ollas. Primero pensando o buscando en algún libro, en internet o porque lo vimos en algún programa de cocina de los miles que hay hoy en día, algo para sorprender a los demás. Después buscando los productos en el supermercado y ya imaginando cómo va a quedar con lo que compremos y eligiendo qué producto será mejor. Luego en casa metiendo mano a lo que hacemos.

Qué bien se siente cuando hacemos esa salsita que no es de lata o amasando una pizza que no es congelada. Ni hablar si nos animamos a hacer una cena completa. Sabemos mientras cocinamos que va a ser tema de charla en la mesa y de que devuelvan un poco los mimos que le dimos a nuestros invitados con alguno que otro halago.

Lástima que en los tiempos que corren los supermercados ofrecen cada vez menos productos frescos y, por el contrario, se ve mucho producto manufacturado, de todo tipo, desde una salsa de tomate hasta una cena completa en bolsas para poner en el horno o microondas.

Podrá ser una ofensa para un chef, pero reconozco que a veces es más conveniente comprar estos productos, porque la gente anda siempre corriendo y sin tiempo o porque los precios son buenos. A mí me da rabia ver un guacamole en bolsita mucho más barato que comprar los aguacates de producción boricua, que son impagables por su alto precio. La verdad me da bronca.

Volviendo al tema de cocinar en casa. Si cocinar desde cero con productos frescos que compramos en algún mercado nos da orgullo, imagínense lo que es cocinar con productos que sembramos nosotros mismos, o con hierbas frescas de nuestro patio, o con la menta o albahaca que tenemos en un tiesto por la casa.

Al cuidar lo que cultivamos, regando, fumigando, poniendo abono y demás lo que damos es cariño, de modo que cuando ponemos eso en nuestros platos la sensación y el gusto de lo que comemos es otro, aunque sea psicológico. Pero les juro que es muy reconfortante utilizar cosas que nosotros cosechemos.

Y no es casualidad escuchar tanto a la gente diciendo “tengo un palo de mangó que es buenísimo, deja que te traiga algunos”, o “mi vecina tiene el mejor recao de Puerto Rico, tienes que probarlo”. Ejemplos de esos tengo miles. Hasta mi suegra en Caguas tiene una fruta de Indonesia que se le da en su patio, porque en Puerto Rico tiras una semilla al suelo y algo sale. Tierra muy fértil tienen y a veces es una pena que no la utilicen tanto y terminemos pagando precios tan altos en los supermercados por algo que cualquiera puede tener en la casa.

También es un buen ejercicio que le enseñe a sus hijos a sembrar algo. A mis sobrinos ya los han puesto a sembrar en el patio de su casa. Y va creciendo todo re bien. Y eso me encanta. Que un día vayan a buscar su tomatito, su lechuguita. Encima les enseñan que es bueno que se ensucien las manos de vez en cuando. Le transmite amor a la tierra y de paso amor a la cocina. Negocio redondo.

Así que si son personas que les gusta cocinar y tienen un poquita de tierra, planten aunque sea un poco de orégano y van a ver lo bueno que es usar no solo los productos frescos sino los productos que uno cuida para hacer esos platos tan ricos que a nuestras familias les gusta tanto.

No es difícil. Del huerto a su plato, ¿qué les parece?

Chef Mariano Soto / Para MPRnoticias
Chef Mariano Soto / Para MPRnoticias
Twitter @ChefMarianoSoto

One thought on “Qué bueno es cuando cocinamos “from scratch””

  1. Yo no tengo tierra,pero tengo macetitas con oregano,romero y ciboulete,y me emociona ponerlo en la comida!!!!!comparto tu sugerencia y tambien lo recomiendo Me encanto tu nota

Comments are closed.