Columnistas Portada MPR noticias

La ironía de lo obvio

El lío en el que se encuentra sumergida la Autoridad de Energía Eléctrica (AEE) se ha salido de control, así como el discurso público que confunde al pueblo complicando un tema que tiene algunos remedios inmediatos. ¿Cómo es posible que con una AEE en crisis que está recurriendo a dinero de mejoras capitales para comprar petróleo, no empecemos por lo obvio?

Pres CIAPR Ing Edgar I Rodriguez PerezLa AEE y la Legislatura, que impone los subsidios, tienen que tomar dos acciones inmediatas: eliminar todo subsidio que no sea estrictamente necesario (ejemplo: equipos eléctricos de sostenimiento de vida para pacientes) y cobrar sus deuda, o empezar a cortar el servicio eléctrico a quienes no lo paguen, del mismo modo que a usted o a mi nos cortan el servicio si no lo pagamos. El Gobierno debe dar el ejemplo y pagarle los cientos de millones que le debe a la AEE o las agencias entrar en acuerdos firmes de planes de pago.

En las vistas públicas sobre el proyecto de reforma energética, una las múltiples propuestas del Colegio de Ingenieros y Agrimensores de Puerto Rico (CIAPR) fue que Hacienda o la Oficina de Gerencia y Presupuesto le retuvieran a las agencias la partida de energía eléctrica.

De esta forma cuando la AEE facture, la agencia certifica la factura y realiza el pago a través de Hacienda. Esto impediría que la agencia utilice el dinero destinado al pago de la electricidad para otros fines, descansando en la idea de que la AEE, al ser una corporación pública, no le cortará el servicio.

Es enorme la ironía de que el mismo Gobierno que le debe millones a la AEE, es el que le está exigiendo resultados y una baja en las tarifas.

¿Le parece imposible pensar que la AEE pueda cortarle el servicio a instalaciones gubernamentales? Trate de imaginar apagones selectivos y aumentos tarifarios que nos afectarán a todos. Entonces, la idea de pronto no parece tan descabellada.

Por otro lado, los múltiples subsidios o tarifas preferenciales que actualmente gozan gran parte de los abonados e industrias, ha sido una decisión injusta que se implementó en detrimento del país, pero que ningún político se atreve a tocar. En este momento, cuando la AEE toca fondo, todos debemos tener la responsabilidad de pagar lo que nos corresponde: las urbanizaciones, los residenciales públicos, las Iglesias, las empresas e industrias; ninguno debería tener privilegios especiales.

Mientras más subsidios o tarifas reducidas le brindemos a algunos sectores, menos responsabilidad sienten y menos inclinación hacia el ahorro en el consumo: claro si al final del día ellos no la pagan. ¿Cómo podemos fomentar el ahorro energético de un modo sensible de esta manera?

Es imposible que el Gobierno siga castigando irracionalmente a ese trabajador puertorriqueño que todos los días se levanta, como dicen en mi campo, a “sudar la gota gorda” para pagar su factura de electricidad mientras otros viven del cuento. Vamos a tener la valentía de poner a pagar a los que no pagan, empezando por el propio Gobierno, porque lo que ellos no pagan, lo pagamos nosotros.

Para algunos sectores resulta fácil hablar de aumentar tarifas, porque, como también dicen en mi barrio, la soga siempre parte por lo más finito. Tenemos que decir basta y que cada cual cumpla con su responsabilidad; todos a pagar por lo que consumimos y la AEE a cobrar la luz.

Los problemas de la AEE tomarán generaciones en solucionarse. A la Autoridad hay que reinventarla y mirar hacia otros modelos exitosos en el mundo. Pero mientras tanto, paguemos todos, no solo unos pocos. De otro modo, colapsaremos todos. (Por Edgar I. Rodríguez Pérez / Presidente Colegio de Ingenieros y Agrimensores de Puerto Rico)

MPRnoticias
MPRnoticias
MPRnoticias es un diario digital comprometido con los mejores intereses de Puerto Rico, con el propósito de exponer las virtudes y los problemas de las comunidades y los municipios. Somos pueblo.
http://www.mprnoticias.com/