noviembre 16, 2016 | Por Javier Berberena / Para MPRnoticias.com
Qué hacer y qué no hacer en una cata de vinos

A menudo me encuentro con personas que me preguntan sobre este tema, porque recién han sido invitados a una degustación.

Existen varios tipos de catas: la cata llevada a cabo por los enólogos en sus laboratorios; las catas formales, y las informales. La primera se explica por si sola, es llevada durante el proceso de producción o maduración del vino para determinar su calidad antes de que salga al mercado.

Las catas formales son aquellas que organizan las diferentes casas productoras, distribuidoras, restaurantes o grupos especializados en vino con un tema y fin específico. En muchas, el evento es dirigido por un “sommelier” o experto en vinos que domina a perfección el tema. En este tipo de actividad, como regla general, asisten personas que conocen de vino o les apasiona, y que a su vez han pagado por estar allí, muchas veces precios bastante altos.

Recientemente, ha surgido un súbito auge de reuniones en casas de amigos o familiares para compartir y catar vinos. A estas le llamo las catas informales, y de todas podría ser la más divertida. A menudo me encuentro con personas que me preguntan sobre este tema, específicamente porque recién han sido invitados a una degustación.

Entre las preguntas más importantes están las siguientes: ¿Me puedo lavar la boca y los dientes antes de ir a la cata? La respuesta es que si, pero no debe de usar pasta dental fuerte ni con sabores concentrados a menta, tampoco enjuagador bucal.

Debe de hacerlo con bastante tiempo de antemano, para que al llegar al vino no tenga todavía los sabores a pasta dental. De otra forma, al momento de setenarse en la cata podría comer un pedazo de pan o queso para neutralizar y limpiar el paladar.

Otra pregunta es: ¿Puedo fumar antes de la degustación? El sabor a nicotina ciertamente va a influenciar negativamente en su evaluación del vino atenuando algunas de sus características. Además, el olor del cigarrillo (impregnado en su ropa) perjudica a los demás participantes.

¿Puedo tomar café antes de la cata? No es recomendable, debe evitar la cafeína, y comidas o bebidas fuertes, como el café, que estropeen su paladar. Este tipo de alimentos altera las papilas gustativas de su boca afectando la habilidad y apreciación sensorial necesaria para una evaluación justa.

¿Puedo usar perfume? Definitivamente no. Uno de los requisitos del lugar para una debida degustación es que esté libre de fuertes olores; por ello nunca se hace una degustación en una cocina que esté en servicio. Aunque nosotros no sentimos el perfume que nos hemos puesto, los demás sí lo harán, y esto les afectará grandemente.

¿Debo llevar algo a la cata que me han invitado? Si no lo ha mencionado la invitación, la etiqueta y protocolo de este tema sugiere que es aceptable llevar un vino de igual o parecida clase a los que se van a degustar. Otra alternativa es llevar galletas o quesos que comúnmente se utilizan en estas actividades.

La regla de etiqueta sugiere que cuando usted es el anfitrión y le llevan un vino a su actividad, debe preguntarle (excepto en catas formales) en qué orden quiere que se sirva el vino obsequiado. Definitivamente, los vinos que se lleven a una actividad son para utilizarse allí. Si usted desea regalarle un vino al anfitrión para consumo posterior o para que lo guarde, debe de informarlo así. Lo más recomendable en este último caso es que se lleve dos vinos, uno para la actividad, y el otro especialmente empacado que será para una ocasión especial, y así se dejará saber.

¿Debo llevar mi propia copa? Es aceptable, aunque no requerido, a menos que así lo especifique la invitación. Cada tipo de vino requiere un estilo de copa en particular. Muchos lugares carecen de los estilos especializados. Por ello, yo personalmente llevo mis copas conmigo siempre.

¿Me debo tomar todo el vino que me sirvan? En una degustación formal el vino regularmente se devuelve a otro recipiente (se escupe). Pero, si esta no es su preferencia, para evaluar el vino, usted no debe tomárselo todo de la primera vez. El vino evoluciona con el contacto de oxígeno, así que debe guardar un poco para que luego de un rato, compare con la vez anterior.

¿Cual es la mejor hora para degustar? La mayoría de las degustaciones a las que asisto, comienzan temprano en la tarde, a eso de las 2:00 PM. Una buena cata podría durar cuatro horas. Sin embargo, aquí cabe señalar el viejo refrán que dice “nunca es tarde, si la dicha es buena!”

 

Javier Berberena / Para MPRnoticias.com

El autor, licenciado Javier Berberena, ha sido desde 1994 profesor en la materia vinos y maridaje en la Escuela Hotelera de Puerto Rico; la Universidad de Puerto Rico, Universidad del Este “International School of Tourism”, y el Wine & Spirit Education Trust a través del Wine Center de Puerto Rico. Sus certificaciones incluyen Certified Sommelier, Certified Specialist of Wine, WSET Certified Advanced, Certified Wine Educator WSET, y Diploma WSET.

Comments are closed
©2018 MPRnoticias. Todos los derechos reservados.  |  Desarrollo: DoceStudio.