Empresas Estilos de Vida Metro Portada MPR noticias PyMEs Sabrosura San Juan

Apertura de librerías beneficia a toda la industria del libro

San Juan, 26 abr (INS).- Los libreros Javier Ortiz y Samuel Medina aseguraron a la agencia Inter News Service (INS) que la próxima apertura de Casa Norberto Libros & Café Bar fortalecerá la industria del libro en Puerto Rico.

Casa Norberto Libros & Café Bar abrirá en Plaza Las Américas este próximo viernes, 28 de abril. La propuesta de Norberto González, dueño de la librería que lleva su nombre en Río Piedras, continúa un modelo de negocios que integra varias ofertas, entre ellas la consumición de productos como sándwiches y pastries, y por supuesto café expreso, que le será suplido por Gustos Café. Habrá mesas y taburetes para sentarse.

En conversación con INS, Norberto González señaló que también venderá música y libros infantiles, además de libros de interés general. Igualmente, agregó, continuará con la venta de libros educativos, un área en la que también se ha destacado en su librería de Río Piedras.

“Nosotros pensamos que vamos a sacar la inversión”, dijo confiado González, cuyos hijos José y Ana serán la alta gerencia del lugar. Dijo que el concepto será exitoso, aunque se le debe dar el tiempo para que suceda. “El propósito es traer lectores”, agregó.

La cadena Borders, que se especializó en ese concepto amplio, fue la última librería en Plaza Las Américas. El cierre de Borders se debió a asuntos de la cadena en Estados Unidos, y no por falta de ventas en la Isla, que sí tuvo éxito.

Mientras, Bookmark ha abierto librerías en los centros comerciales San Patricio y Plaza Carolina. Más recientemente abrió Laberintos en Río Piedras.

Ortiz, con unos 30 años en el mundo editorial y sobre 10 como librero, sostuvo que el problema en Puerto Rico ha sido más bien la falta de puntos de ventas de libros. Medina, al igual que anteriormente lo ha hecho el conocido librero Alfredo Torres, han sostenido la misma idea. La oferta genera un mercado más amplio de lectores, del que finalmente se beneficia toda la industria.

“Fortalece la industria. En la medida en que se tenga éxito se atraen mas editoriales y distribuidores de Estados Unidos. Más librerías trae más ventas y beneficia a todos en la industria del libro”, afirmó Ortiz. Eso incluye, por supuesto, a los autores, quienes tendrán más puntos de ventas para sus creaciones.

“Son buenas noticias”, agregó Ortiz. Distinto a otros negocios, los libreros en Puerto Rico suelen tener lazos de amistad y suelen aprender unos de otros. A Norberto González se le considera un mentor en la industria, tanto en términos profesionales como personales.

El nuevo “espacio cultural”, como describe Medina el nuevo concepto amplio de librerías, también tendrá un área de actividades culturales.

Igualmente destacaron que la librería de grandes dimensiones que tendrá casa Norberto, 5,683 pies cuadrados, en Plaza Las Américas, ha sido mediante la inversión de capital local. González, único dueño, señaló a INS que la inversión es de sobre $500,000.

González entiende también que más librerías atraen más lectores. Por ejemplo, dijo, “si hubieran más librerías en Río Piedras, se venderían más libros”, un modelo que es muy distinto a las competencias que se desarrollan en farmacias y ferreterías, cuyas cercanías afectan unas a otras.

La nueva librería empleará inicialmente 20 personas, 10 a tiempo completo y 10 a tiempo parcial.

Plaza Las Américas, por otro lado, es un centro comercial exigente en el cuidado de las tiendas. El librero contrató los servicios de la oficina Shieh, García Atelier LLC, un estudio de arquitectos y diseño interior.

En conversación con INS, el arquitecto Sebastián García reveló que el concepto de la librería está inspirado en el laberinto del conocimiento. Esa perspectiva le invocó la idea de un anaquel en forma de serpentina, en medio del espacio, que comienza en la entrada hasta que se enlaza al final, cerca del espacio destinado a las actividades. La serpentina tiene varios portales por los cuales se pasa de un lado al otro. Los anaqueles, hechos en cedro paraguayo, se le encomendaron al ebanista boricua Félix Fontán. Las paredes han sido revestidas igualmente con anaqueles.

Los anaqueles tendrán espacio para que las personas puedan sentarse unos minutos a hojear los libros. El espacio está diseñado para que las personas puedan fluir desde varias direcciones, pasar de un lado a otro y sin interrumpir su paso ni entorpeciendo el de otros lectores.

García tomó en cuenta la iluminación “para que no se sienta que uno entra a un espacio de penumbra, y sea cómoda para operar, disfrutar, pero tampoco es como estar en una playa”, señaló durante la presentación a principios de mes del espacio.

La iluminación funciona con equipo LED que ahorra energía y costos, así como los enseres y plomería son de baja intensidad en el uso de recursos. “Sustentables y que tengan el menor impacto posible en el medio ambiente”, añadió García, quien ha visitado cientos de librerías a través de todo el mundo, un conocimiento que incorporó a su diseño.

“El concepto original (del diseño) es la idea del laberinto, el individuo entra a buscar sabiduría”, dijo. Un concepto que ha sido adaptado al hecho de que el lector enfrentará un espacio con unos 70,000 títulos, posiblemente el más grande en la Isla, “sin que se transforme en un caos”, dijo.

“Usted está entrando a la biblioteca personal de Norberto”, dijo en referencia al concepto hogareño, cálido, íntimo, que el dueño quiere mostrar en su librería.

No obstante, en la librería habrá unos monitores o pantallas de alta tecnología mediante el que las personas podrán ubicar con exactitud los libros que buscan, por autor o título.

La confianza de Norberto González en el proyecto es tan alta que tendrá cuatro cajas registradoras, con conexión de fibra óptica.

La librería está localizada en el tercer piso de Plaza, entrando por el Atrio, frente a Walgreens, y al lado del restaurante Olive Garden, el más reciente comercio abierto en el centro comercial. Tiene una entrada directa por el estacionamiento del lado oeste, donde ubica su food court La Terraza.

Desde su apertura el 28 de abril, la librería tiene pautadas 16 actividades en su primer mes de operaciones, a tenor con la documentación provia por Ana Ivelisse Feliciano, directora de mercadeo de la empresa. El empresario natustral del barrio Rincón de Cidra indicó que se ha destinado un espacio desde donde se pueden transmitir las actividades por televisión o Internet. INS