Locales Portada MPR noticias Sociedad

Aumenta a 10.7% la cantidad de abonados con electricidad

San Juan, 6 oct (INS).- Muy poco a poco la energía eléctrica se va recuperando y hoy ascendió a 10.7% la cantidad de abonados con servicio, según se revela en el portal oficial del gobierno status.pr.

Hace unos días se mantenía sobre el 9%, sin embargo, en la medida en que sectores “críticos”, como hospitales, logran ser conectados a la red, se benefician las áreas urbanas aledañas que reciben la energía eléctrica de esa misma red de transmisión.

El director ejecutivo de la Autoridad de Energía Eléctrica (AEE), Ricardo Ramos Rodríguez, dijo hoy en entrevista radial, sin embargo, que sectores como el municipio de Caguas están en verdadero estado crítico, y estos no verán la luz en buen tiempo.

Ramos Rodríguez dijo que lo sabe de primera mano porque vive en Caguas. Las líneas de transmisión que le llevan la energía al valle del Turabo desde el sur y a través de varios municipios montañosos están sencillamente en el piso. Un problema es que las líneas y torres en el área este están en el piso del área montañosa, entre estas la Sierra de Cayey, donde el huracán María se ensañó.

Por otro lado, el agua, cuya recuperación ha sido inestable, está de todos modos en un buen ritmo de 55.5%. No obstante, requieren de más plantas eléctricas para los paralizados sistemas de bombeo en áreas críticas como Cupey, sin agua ni luz desde el huracán Irma.

Eli Díaz Atienza indicó a la agencia Inter News Service (INS) que Cupey y Caimito se sirven de la planta Sergio Cuevas, pero es su última parada y requiere de un sistema de bombeo que históricamente ha sido deficiente debido a las interrupciones rutinarias del servicio eléctrico. El problema es que Cupey es un área amplia y densamente poblada, y cuando se va el agua en el sector dispara las estadísticas.

Además, Sergio Cuevas es una planta de más de seis décadas y su producción limitada por su capacidad se ve menguada por su avanzado deterioro.

Donde se ve un problema de recuperación, según las estadísticas disponibles para hoy, es en las telecomunicaciones, una infraestructura esencial que mantiene parcialmente o totalmente paralizado los negocios, bancos, los medios de comunicación, y hasta el esfuerzo de Fema para recoger los datos de las viviendas damnificadas ha sido severamente obstruida.

En el Centro de Operaciones de Emergencia (COE) establecido en el Centro de Convenciones hay cientos de empleados de Fema en labores de “data entry”, de la información en papel que vierten en las computadoras.

INS supo que decenas de personas en Florida que han trabajado con la agencia federal de desastres están siendo movilizados a la Isla por ser bilingües. La contratación aquí en la Isla se ha dilatado por el problema de hacerle un “background check” a los que aspiran a obtener un empleo temporero con Fema.

Apenas el 15.4% de las antenas celulares están operacionales (406 de 2,671), y solo el 24.1% de las torres de celular están arriba (390 de 1,619). La falta de señal en los teléfonos móviles ha creado una novedosa cultura de detener los automóviles en los peajes de los expresos donde llega alguna señal. Así, se puede ver una larga línea de autos a lo largo de los expresos que conducen al área metropolitana.

El servicio de telefonía está en 42%. Este renglón incluye el alámbrico y el inalámbrico. Claro ha anunciado que ha logrado una gran cubierta de su red de teléfonos fijos, lo que dispara el total del por ciento con servicio. La red celular se mantiene deficiente.

El inicialmente tenso y espinoso problema de la gasolina prácticamente pasó a mejor vida al irse normalizándose la disposición, el aumento en las gasolineras “con gasolina” y la recuperación de un patrón entre los consumidores para servirse del otro “preciado líquido” en horas determinadas.

Igualmente los abastos y transportación de diesel han mejorado, sin embargo, aun queda establecer una logística que supla ininterrumpidamente de ese petróleo a los servicios esenciales. En este momento hay 860 gasolineras abiertas (78.2%), de un total de 1,100 registradas.

Al día de hoy había 513,892 barriles de diesel y 512,426 de gasolina. Como se ve, se ha invertido las cantidades típicas de más consumo en la Isla. No obstante, por no publicarse las estadísticas de consumo usuales para esta época en años anteriores, no puede compararse el grado de normalización en este renglón.

Los alimentos son servidos en 333 supermercados (73.03%), algunos precariamente abastecidos, de un total de 456 en la Isla. En este momento los grandes almacenes como Wallmart y Costco mantienen largas filas que sin embargo discurren aceleradas.

Se mantienen refugiadas 8,349 personas en 132 refugios, y 216 mascotas. Hay unos 68 hospitales asistidos, particularmente con diesel. Otros 25 hospirales ya tienen energía eléctrica. El USS Confort, un hospital marítimo, cubre pacientes de toda la Isla al irse moviendo a su alrededor.

La cifra de 46 centros de diálisis continúa, y aumentó a 558 la cantidad de farmacias abiertas procesando en línea.

Igualmente la cantidad de procesamiento de contenedores sigue en aumento, con 1,143 de unos típicos 1,400, para un 81.6%.

Entre las nuevas estadísticas que se han incorporado, se refleja que el 55.6% de las sucursales bancarias están abiertas (174 de 313), según datos de la Oficina del Comisionado de Instituciones Financieras y 481 cajeros automáticos, No se indicó la cantidad total de cajeros en la Isla. Mientras, hay 116 cooperativas abiertas.

La Autoridad Metropolitana de Autobuses (AMA) tiene el 75% de sus rutas servidas y el correo (USPS) ya tiene el 92.4% de sus estaciones abiertas (122 de 132).

Igualmente se anunció que hay 683 comercios procesando el PAN.

El aeropuerto ya opera 24 horas al día. INS