Empresas Fronteras Portada MPR noticias PyMEs

Torcedor de tabaco José Vidal ofrece secreto del buen cigarro

Santo Domingo, 6 ene (INS).- El secreto de un buen cigarro consiste en su elaboración, que permite al fumador disfrutarlo a plenitud y para eso hay que aprender el oficio de torcedor desde temprano, tal como lo hizo José Vidal en su natal Santiago de los Caballeros, segunda ciudad de la República Dominicana.

Vidal es el torcedor de Clásico Cigar, y resulta imposible transitar por la calle Duarte, esquina El Conde, y no detenerse a verlo elaborando los puros que, diariamente, buscan decenas de turistas y lugareños que visitan la zona colonial de Santo Domingo.

“La elaboración del cigarro es bien importante, torcer un puro bien es la delicia para los clientes; que el cigarro esté fuerte, bien amarrado”, explica Vidal a la agencia Inter News Service (INS) mientras elabora uno de sus exquisitos puros.

Vidal aprendió el oficio hace 34 años, cuando apenas era un adolescente de 15 años, moldeado por su padre Agustín Colón, cuya vida dedicó a torcer cigarros.

“Nosotros recibimos a muchos boricuas que vienen a comprar cigarros”, revela el torcedor de 49 años de edad enfrascado en la elaboración de una caja de unos 400 puros que hace cada día.

Además de los tabacos tradicionales, en diversos tamaños, Vidal también confecciona puros con sabores variados, como vainilla, fresa o chocolate, como parte de una diversificación que atrae a los jóvenes fumadores.

En el transitado paseo comercial de El Conde, decenas de transeúntes acuden a buscar sus puros en vísperas del Día de Reyes, fiesta nacional, para los mayores que disfrutan de esta tradición caribeña.

Según la Compañía Tabaquera Dominicana (CTD), esta nación es la principal del mundo en volumen de cultivo, aparte de que sus cigarros gozan de enorme popularidad en Estados Unidos, uno de los países con mayor arraigo tabaquero del mundo.

Entre las principales cualidades de un buen puro están la combustibilidad, textura, sabor, elasticidad, olor, color y equilibrio en la composición de nicotina y aceites, características que exhiben los cigarros de la República Dominicana, donde la semilla original del tabaco procede de Cuba.

La CDT precisa en su portal que los puros dominicanos han conquistado el 60 por ciento del mercado norteamericano, de acuerdo con datos de la Asociación de Países Productores de Tabaco.

Además, la totalidad de Europa y en gran parte de los países africanos y asiáticos, incluida la República Popular China, están los clientes habituales del puro quisqueyano, ya que la República Dominicana exporta más del 90 por ciento de su producción en rama y manufacturado en cigarros puros. INS