Fronteras Policiacas Portada MPR noticias Sociedad

Mujer se lanza con su hijo de cuatro años al Mar Caribe

Santo Domingo, 23 ene (INS).- Organismos de socorro llevan tres días buscando a una joven mujer que se arrojó el domingo a las embravecidas aguas del Mar Caribe con su hijo de cuatro años, por motivos que investigan las autoridades policiales y miembros del Ministerio Público.

Anais Esmeralda Díaz Ramos, de 21 años, antes de lanzarse a las aguas dejó un vehículo abandonado y unas llaves sobre los arrecifes del malecón de Santo Domingo.

El hecho ocurrió en la avenida George Washington, próximo al kilómetro 9, sin que hasta ayer se haya confirmado por las autoridades esa información.

Buzos de los bomberos, de la Armada Dominicana, miembros de la Defensa Civil y la Cruz Roja rastrean los cuerpos en el lugar donde se presume que la dama tomó la trágica decisión. En la zona solamente están las cintas que fueron colocadas ayer para impedir el paso de curiosos.

La Policía Nacional informó la mañana de este martes que la joven y su hijo no habían sido localizados y que el cuerpo del orden público, la Armada de la República, Defensa Civil y Cuerpo de Bomberos trabajaban arduamente a los fines de encontrarlos.

Las autoridades están esperanzadas en que los cuerpos comiencen a flotar transcurridas las 48 horas de ocurrir el hecho.

Los familiares de Díaz Ramos, quien estudia leyes en una universidad de la capital y estaba separada de su pareja sentimental cuya identidad se desconoce, han declarado que ella no tenía motivos para despojarse la vida.

Sin embargo, Nicolás Díaz, tío de la joven, tiene la creencia de que la dama se encuentra escondida para mortificar a la familia. Dijo que ella siempre actuaba con rebeldía e hiperactividad.

“Cuando viene a ver ella está escondida por ahí. Yo no creo que ella se tiró, porque ni siquiera ha aparecido el cuerpo. Ella es rebelde, discutía y peleaba con su papá. Hacía cosas fuera de lo normal, por eso es que uno no cree que ella se haya tirado al mar”, manifestó a los reporteros.

Nicolás Díaz expresó que Anais es “medio hiperactiva, y yo mismo le decía que tomara las cosas suave. Ella es una persona como depresiva, y no te puedo decir que se tiró al mar, porque no aparece cuerpo y cuando se tiran al mar siempre aparece algo. Para mí ella está por ahí y nos está mortificando”.

A pesar de creer que su sobrina no se tiró al mar, él tiene una gran confusión con el caso, porque Anais siempre le decía que quería ir a ver el mar.

“Yo siempre le preguntaba ¿a qué vas para allá?, y solo me decía que quería ir a ver el mar, y se sentaba en la orilla, sin tener motivos algunos”, contó Nicolás. Expresó que en muchas ocasiones se iba con el niño o con una amiga.

También existe la posibilidad, de acuerdo con Nicolás, que su sobrina haya sido secuestrada, porque su papá maneja mucho dinero. La última vez que los familiares de Anais la vieron fue la noche del sábado. Ella pasó en su vehículo, saludó y se fue.

“No pudimos ver si ella tenía alguna actitud extraña, porque ella ni se desmontó del vehículo”, dijo Nicolás Díaz.

Expresó que también existe la posibilidad de que la joven mujer pudo haberse tirado para “mortificar a su papá”.

“Ellos no tenían inconvenientes, pero como el papá de ella tiene varios hijos y son de diferentes mujeres, quizás hubo celos, pero eso es lo que yo creo, eso que estoy diciendo no es algo seguro”, precisó.

Dijo que no le encuentran ni pies ni cabeza a ese hecho, “y que también puede ser que ella haya tenido un problema por otro lado con algún novio que nosotros no lo sabemos, es por eso que no podemos decir algo concreto”.

“Yo nunca pensé que pasaría algo así, pero para mí hasta que no aparezca el cuerpo yo no creo que ella se tiró al mar, sino que está por ahí”, dijo.

Indicó que Anais está separada del padre de su hijo y que tenía un novio que es pelotero. Hace unos días Nicolás le preguntó por su novio y ella le dijo que está fuera del país.

Manifestó que el vehículo que tenía Anais se lo compró su padre y que tampoco cree que haya sido para robarle, porque las llaves del vehículo aparecieron y el dinero que ella tenía para pagar la universidad estaba en el carro.

Mientras se espera que el Mar Caribe devuelva los dos cuerpos, la consternación y un velo de misterio rodea este caso, que ha desatado interés y diversos comentarios de parte de la población a través de las redes sociales, radio, televisión y los medios impresos. INS