Fronteras Metro Política Portada MPR noticias San Juan Sociedad

Rivera Schatz denuncia ante la OEA al gobierno federal por imponer colonialismo

Denver, 4 oct (INS).- El presidente del Senado, Thomas Rivera Schatz, urgió hoy a la Organización de Estados Americanos (OEA) a que exija a los funcionarios del gobierno de Estados Unidos que cesen su “indiferencia y la manipulación de conceptos jurídicos” para imponer de manera unilateral el colonialismo que menoscaba los derechos humanos de los ciudadanos americanos en Puerto Rico.

“Creo en la grandeza democrática de las instituciones y los valores fundamentales de nuestra nación, los Estados Unidos de América. También valoro la evolución igualitaria que ha tenido desde su fundación al costo de muchas vidas y sacrificios. Lo anterior, sin embargo, no significa que patrocine las inequidades de aquellos funcionarios federales que ocupan las posiciones de poder político en esas instituciones nacionales”, apuntó el legislador.

Explicó que sus expresiones “van dirigidas a las cuestionables actitudes de algunos de esos funcionarios y no a los valores nacionales; tampoco a nuestros conciudadanos. Ser buen americano es levantarse y protestar contra los remanentes de la segregación, la desigualdad y el discrimen que aun lesionan la Constitución y la bandera de nuestra nación”.

Argumentó que el discriminación “lesiona los verdaderos valores igualitarios de nuestros conciudadanos en los 50 Estados de la Unión; y también al sistema de Derechos Humanos promovido por la comunidad interamericana”.

Rivera Schatz se refirió así al problema colonial de Puerto Rico en su ponencia sometida ante la Comisión Interamericana de Derechos Humanos de la Organización de Estados Americanos (OEA), en apoyo a las querellas presentadas en ese foro interamericano por el exgobernador Pedro Rosselló y el licenciado Gregorio Igartúa.

El político del Partido Nuevo Progresista denunció que, en los plebiscitos realizados en 2012 y 2017, “los ciudadanos americanos de Puerto Rico rechazaron con mayorías absolutas la continuidad del actual sistema colonial; y también con mayorías absolutas reclamaron la igualdad de derechos y deberes con la estadidad”.

“Hasta hoy, el gobierno federal no ha actuado afirmativamente sobre esos reclamos y es hora de que lo haga; y desista de continuar imponiendo unilateralmente la colonia y la desigualdad de derechos humanos y civiles en Puerto Rico en contra de la voluntad de este pueblo”, afirmó Rivera Schatz.

También solicitó a la OEA que le exija al gobierno de Estados Unidos que “proceda de inmediato a la reparación del evidente menoscabo de los derechos humanos y civiles de los ciudadanos americanos de Puerto Rico por la vía constitucional, política o internacional”.

En su ponencia, Rivera Schatz afirmó que no hay en la Constitución federal una sola frase que valide, obligue u ordene al gobierno de Estados Unidos a discriminar y segregar a los ciudadanos americanos, ni siquiera por razones territoriales o coloniales. Subrayó que, incluso, tampoco hay esa obligación en el texto de la Cláusula Territorial.

“Si discriminan contra Puerto Rico y segregan a los puertorriqueños como ciudadanos con menos derechos es porque así lo han dispuesto funcionarios y jueces federales prejuiciados con sus interpretaciones de una Constitución cuyo texto no los obliga a actuar de esa manera contra Puerto Rico”, aseveró.

“Lo que estamos planteando aquí” -explicó Rivera Schatz- “es que la discreción, las interpretaciones y las prácticas políticas que han ejercido unilateralmente sobre Puerto Rico los funcionarios y jueces federales a través de esa Constitución durante 120 años, han menoscabado los Derechos Humanos de los ciudadanos americanos en la isla privándoles, incluso, del derecho a votar y estar representados en igualdad de condiciones”.

En su ponencia, el también miembro del Partido Republicano, explicó que “Estados Unidos se autoproclama como portaestandarte de la democracia mundial, pero utiliza interpretaciones rebuscadas de sus funcionarios y jueces federales para continuar transgrediendo los derechos humanos y civiles de 3.3 millones de sus propios ciudadanos en Puerto Rico”.

Mantiene con la isla un sistema colonial, “mientras exige democracia en Cuba para que todos los cubanos puedan votar para elegir a los funcionarios del gobierno de ese país que toman decisiones sobre sus vidas, derecho y economía”.

“En contradicción a los reclamos que el gobierno de Estados Unidos hace para Cuba, desde 1898 toda ley del Congreso; toda determinación del presidente; toda reglamentación de sus agencias ejecutivas; y toda interpretación de los tribunales federales se imponen unilateralmente por encima de las leyes y los funcionarios de Puerto Rico”, abundó el legislador.

Y concluyó que “es evidente que el gobierno federal rige todos los aspectos de las vidas y la economía de los ciudadanos de Puerto Rico, pero les niega la igualdad de derechos y deberes para privarlos de su derecho a votar en las elecciones de ese gobierno federal que rige y controla sus vidas. Ese sistema de violación de derechos fundamentales, humanos y civiles tiene que acabar”. INS

Inter News Service
Inter News Service
Agencia de noticias con base en San Juan, Puerto Rico, fundada en 2009.
http://internewsservice.com/