Fronteras Política Portada MPR noticias Sociedad

Preocupa silencio del gobierno dominicano ante presiones de EEUU por vínculos diplomáticos con China

Santo Domingo, 8 oct (INS).- La prensa local comenta este domingo que el gobierno dominicano ha mantenido silencio ante las presiones de los Estados Unidos y sus amenazas de cortar las ayudas que otorga al país, tras romper relaciones diplomáticas con Taiwán para establecerlas con China.

Reseña que ninguna versión oficial se ha emitido tras las advertencias del vicepresidente norteamericano, Mike Pence, quien reveló que analizan el tema de las relaciones con el régimen de Beijing.

El ministro de Relaciones Exteriores chino, Wang Yi, y su par dominicano Miguel Vargas durante una visita reciente a República Dominicana. Inter News Service

Dijo que la Casa Blanca, el Congreso y algunas agencias dan seguimiento a las relaciones con China, para adoptar medidas que podrían afectar a la nación quisqueyana.

El periódico El Nacional, en un trabajo firmado por el periodista Pedro Castro, comenta que se han hecho “esfuerzos extraordinarios”, en dos ocasiones, por obtener la reacción del gobierno respecto al tema, a través del director de Comunicación de la Presidencia, Roberto Rodríguez Marchena, y el consultor jurídico del Poder Ejecutivo, Flavio Darío Espinal, sin obtener ningún resultado.

Indica que el primer intento para obtener una reacción oficial fue el 3 de octubre, cuando la embajadora de los Estados Unidos en El Salvador, Jean Manes, dijo que la relación de República Dominicana con China sigue bajo la lupa de su nación.

Expresa que ese mismo día la embajadora de los Estados Unidos en el país, Robin Bernstein, visitó al presidente Danilo Medina en el Palacio Nacional y aunque no trascendió qué conversó la diplomática con el mandatario, “es un secreto a voces que fue a quejarse por las recién iniciadas relaciones con China”.

La Presidencia informó que el encuentro se realizó “en un ambiente de cordialidad, ambos conversaron sobre temas de interés común para ambas naciones”.

Berstein presentó sus credenciales en el Palacio Nacional el jueves 6 de septiembre, y el viernes 7 fue llamada a consultas junto con la embajadora de El Salvador y la encargada de Negocios en Panamá.

“El segundo intento, con Rodríguez Marchena, fue el jueves 4 de octubre, cuando diarios nacionales publicaron que el vicepresidente de los Estados Unidos, Mike Pence, condenaba el rompimiento de las relaciones de República Dominicana con Taiwán”, dijo.

Ambas reacciones se trataron de obtener por la vía de WhatsApp y a la fecha ninguno ha respondido el mensaje, explica.

Se recuerda que el gobierno dominicano reconoció a través de su consultor jurídico que “existe una sola China en el mundo y Taiwán forma parte inalienable del territorio chino”, opinión expresada el 1 de mayo cuando se anunció el establecimiento de los vínculos diplomáticos con el gigante asiático.

Comenta el impreso que la embestida de Estados Unidos contra el país inició con el llamado a consultas a Washington, el 7 de septiembre, a la embajadora Robin Bernstein, y a la encargada de Negocios en Panamá, Roxanne Cabral.

Atribuye a la embajadora Manes expresar que “estas conversaciones están siguiendo en Washington”, pese a que los embajadores regresaron a El Salvador, República Dominicana y Panamá, y explicó que siguen “participando en esta conversación por teléfono, vídeo conferencia y todos los métodos”.

“Había una cantidad de opiniones sobre qué medidas tomar, desde cortar toda la ayuda hasta hacer cosas diferente”, dijo la diplomática a las agencias, sin mencionar a los funcionarios que las propusieron.

El vicepresidente estadounidense también señaló que China es, desde la pasada década, uno de los más importantes socios comerciales de Venezuela, país que le paga gran parte de los créditos e importaciones con petróleo, fuente energética de la que el país suramericano posee las mayores reservas del planeta.

Pence alertó de que ese sistema está “cargando al pueblo venezolano con más de 50 mil millones de dólares de deuda”, y advirtió de que China “usa la llamada ‘diplomacia de la deuda’ para aumentar su influencia”.

Agrega el rotativo que el segundo mandatario estadounidense lamentó que el Partido Comunista Chino haya “convencido a tres países latinoamericanos” (en referencia a Panamá, República Dominicana y El Salvador), de “romper lazos con Taipei y reconocer a Beijing”.

El silencio guardado por las autoridades dominicanas respecto al tema, además, ha recibido las críticas de otros medios de comunicación, en especial los programas interactivos de radio y televisión, redes sociales, organizaciones de la sociedad civil y la oposición política. INS