Política Portada MPR noticias Sociedad

Conmovedor tributo a Ferrer en el Capitolio y la sede del PPD

San Juan, 8 nov (INS).- Un conmovedor homenaje se llevó a cabo hoy en el Capitolio y en la sede del Partido Popular Democrático (PPD), para despedir al político Héctor Ferrer Ríos, fallecido el pasado lunes debido a un cáncer.

Los restos del exrepresentante llegaron esta mañana hasta la rotonda del Capitolio, donde fue homenajeado, y luego trasladados a la sede del PPD, para ser objeto de múltiples reconocimientos por parte de simpatizantes de la colectividad política.

En el Capitolio, encabezaron el homenaje el gobernador Ricardo Rosselló Nevares, así como los presidentes de la Cámara y Senado, Carlos Méndez Núñez y Thomas Rivera Schatz, la presidenta del Tribunal Supremo, Maite Oronoz, y la comisionada residente Jenniffer González Colón.

También estuvieron presentes en la rotonda del Capitolio los padres, hermanos e hijos de Ferrer Ríos.

La ceremonia comenzó con las palabras del padre Pedro y luego el representante Angel Gary Rodríguez entregó una semblanza del también expresidente del Partido Popular Democrático (PPD).

Posteriormente habló el secretario general del PPD, Carlos Delgado, quien indicó que “el pueblo espera que, dentro de las diferencias que existen entre nosotros, espera diálogos honestos y sinceros, que toquen la fibra y la vida de la gente; ese era el deseo y mayor aspiración de Héctor”.

Más tarde, Juan Dalmau Ramírez, confesó que “siempre estaré agradecido, lo mismo que mi familia y mi hijo Gabriel”, quien logró superar un cáncer y Ferrer se mostró preocupado por su salud.

Otros políticos que alabaron a Ferrer Ríos fueron González Colón, Rafael Hernández, portavoz de la minoría en la Cámara; Eduardo Bhatia, portavoz de la minoría en el Senado, así como Méndez Núñez y Rivera Schatz, quien afirmó que el fallecido político “era un hombre de honor, no pedía tregua, hechaba pa’ adelante siempre”.

Al final, el gobernador se dirigió a los presentes y dijo que el momento “es bien fuerte, cuando entraba junto a la jueza presidenta (del Supremo) pude fijar mi vista en el rostro de Héctor y analizar que no lo iba a ver en carne nuevamente. El pueblo de Puerto Rico pierde un servidor público de excelencia”.

“Permítanme hablarles desde el corazón, del Héctor que yo conocí, que ayudó a forjar a la persona quien yo soy, ayudó a moldear el líder que también soy”, aseguró.

Recordó que “estaba en Canadá cuando escuché la noticia. Sentí un dolor profundo, pero lo primero que cruzó por mi mente fueron palabras que Héctor nos legó de lo frágil que es la vida y la importancia que es maximizar cada momento con los seres queridos. Abracé a mi esposa y sentimos la ansiedad de abrazar a nuestros hijos y extender el abrazo a la familia y amigos de Héctor”.

El gobernador Rosselló Nevares afirmó que sintió un dolor profundo cuando, estando en Canadá, se enteró de la muerte del dirigente opositor. Inter News Service

También rememoró una anécdota, de 2011, cuando “siendo un científico, a la 1:00 de la mañana, recibo una llamada a mi teléfono, no lo reconozco, lo cojo y es Héctor Ferrer. Me dice ‘hola, Ricky, es Héctor Ferrer’. Yo estaba un poquito pasmado. Me dijo que estaba presto a desarrollar un proyecto de innovación y desarrollo científico. Me detalló puntos de alto nivel, quería consejo. Ahí comenzó una larga interacción”.

A su vez, sostuvo que “pude debatir con él era uno de los grandes que podía coger un asunto y esbozarlo. Los debates reflejaban la relación de Héctor y mía. Sabía que íbamos a tener que trabajar juntos por Puerto Rico”.

Señaló que “como gobernador, una de las primeras personas que llega fue Héctor Ferrer. En una de esas conversaciones, emana la idea de crear un frente unido por Puerto Rico, con personas de todas las ideologías, para identificar asuntos medulares para nuestra sociedad”.

“Posterior al huracán, recorrimos dos municipios con Héctor, Naranjito y Utuado. Yo no lo sabía, pero la enfermedad había regresado. Las conversaciones fueron de familia y su pueblo, además de propuestas”, contó.

Agregó que “tengo dolor porque lo perdemos en vida, pero tengo regocijo, porque estamos honrando su memoria. Tengo alegría, porque estoy viendo aquí un pueblo unido apoyando la gallardía y compromiso de un ser humano”.

“Héctor Ferrer dio el máximo por Puerto Rico y nuestra gente. Va a ser símbolo de esperanza y gallardia para los nuestros”, sostuvo el mandatario, que tras sus palabras firmó el proyecto que nombra el Centro Comprensivo del Cáncer con su nombre.

Después, el turno fue del hermano, Eduardo Ferrer, quien dijo que el fallecido político fue “un pedazo de mi vida, mi mejor amigo, mi amor”.

Censuró a “correligionarios” que criticaron a su hermano, quienes, dijo deben “guardar silencio” y alabó al pueblo por su “solidaridad, cariño e incredulidad. Era un hombre fuerte, un hijo ejemplar, padre entregado. Descanse en paz, ya no hay dolor, te amo por siempre”.

Luego, la hija María Elisa Ferrer comentó a los presentes que Ferrer “nos enseño que la vida se debe disfrutar cada segundo con nuestro seres queridos. Será mi mejor amigo toda la vida. Me decía que sí en cada aventura que le proponía. Fue un hombre luchador, servicial, bondadoso, noble y mi gran Ironman”.

En tanto, otro de sus hijos, Eduardo José, afirmó: “Te amo te voy a extrañar, descansa en paz y espérame en el cielo”, mientras que el otro de sus hijos, Héctor Enrique Ferrer, declaró que “ustedes conocían a Héctor, el político, nosotros conocíamos a Héctor, el padre. Uno y otro eran inseparables. Era una alma que sabía que su tiempo en este plano de la realidad sería corto. Quizás por ello vivió un paso acelerado constante e inalcanzable, en apenas 48 años”.

Opinó que contra el cáncer, “ganó mi padre, porque más importante que el resultado, era cómo llegábamos a él. Pero siempre ganó. Nos enseñó a ganar aún contra el dolor. Perdimos un padre, no, ganamos un padre. Nos enseñó a ganar aún en la noche más oscura. Por eso siempre miraré el cielo y recordaré a mi padre. Su alma sigue orbitándonos. Sigue acelerando hacia la claridad”.

Una vez concluidos los mensajes de los familiares, la joven Tiffany Ann Sierra, a quien Ferrer brindó su ayuda, le dedicó su interpretación de la canción “El Alfarero”, y posteriormente comenzaron distintas guardias de honor, la primera con el gobernador, la comisionada residente, la jueza presidenta del Tribunal Supremo y los presidentes de la Cámara y del Senado.

Una vez terminados los actos en el Capitolio, la comitiva fúnebre -con decenas de personas caminando- se trasladó hasta la sede del PPD, donde Ferrer volvió a ser homenajeado.INS

Los restos de Héctor Ferrer Ríos a su llegada al Capitolio. Inter News Service
Inter News Service
Inter News Service
Agencia de noticias con base en San Juan, Puerto Rico, fundada en 2009.
http://internewsservice.com/